HORMESIS/RADON

DOCUMENTO DE TRABAJO


El efecto Hormesis

La palabra "Hormesis" se deriva de la palabra griega "hormaein" que significa "estimular".

Hormesis es cualquier efecto estimulante o benéfico, inducido por dosis bajas de un agente. El Radon un agente del medio ambiente que resulta toxico en altas concentraciones, puede ejercer efectos beneficiosos en el sistema inmunológico del ser humano en dosis bajas y controladas.

La hipótesis más favorable sobre la radiación con Radon y sus efectos en el sistema inmunológico (Sheminzky, 1965; Gusarov and Osbrosov, 1971) es que a través del sistema neuroendocrino, se estimula la hipófisis y consecuentemente las glándulas suprarrenales. Al tener la exposición interna con el Radon, este actúa en las células neurosecretoras que lideran el cambio hormonal y estas influyen en los diferentes subtipos de células T.

El radón puede que sea una de las terapias más viejas de la humanidad. En Europa, el uso de termales con alto contenido de radón data de unos 6.000 años. Por más de ocho siglos, se han encontrado numerosos beneficios en los termales radiactivos encontrados en Misasa y Tamagawa en Japón. Hoy, más de 75.000 pacientes que buscan una curación natural de la artritis visitan la terapia del radón de las clínicas modernas y las galerías subterráneas para el propósito único de la inhalación o exposición al radón. En los países europeos tales como Austria, Alemania, la República Checa, Polonia, Hungría, Armenia y Rusia, funcionan las clínicas médicamente supervisadas. Mucha de esta terapia se prescribe y se reembolsa con programas del seguro del cuidado médico.
En Japón el instituto de investigación central de la industria de la energía eléctrica (CRIEPI) inició la organización de la investigación de "Hormesis" en varias universidades y con la cooperación del Instituto de investigación nacional de cáncer y el Instituto nacional de la ciencia radiológica. Los investigadores realizaron actividades experimentales en los efectos de la radiación de baja-dosis en mamíferos y encontraron la evidencia de reacciones bioquímicas comprensivas, seguida por respuestas biológicas significativas. El uso benéfico de la baja dosis en radioterapia se categoriza como sigue:
Terapia del cáncer por el mejoramiento de los genes de la supresión del sistema inmune y del tumor tales como P53.

La respuesta Radio-adaptante mejora la síntesis de la enzima de los genes, para la prevención del daño del DNA y su reparación, la eficacia del apoptosis de la célula.
Rejuvenecimiento de células tales como la disminución del peróxido del lípido y el aumento de la permeabilidad de membrana de la célula, y del realce general de la reparación del DNA.
Potencializa el sistema de control de daños de las células para prevenir el ataque oxidante de radicales libres aumentando las enzimas protectoras tales como Superóxido dismutasa y glutatión peroxidada.
Efectos sobre los sistemas de neurotransmición y pensamiento con el aumento de las hormonas y enzimas dominantes.

Los usos terapéuticos para las enfermedades crónicas, y las consecuencias del proceso del envejecimiento, se inician con alivio del dolor y de la tensión, con la optimización de las hormonas naturales del cuerpo (endorfinas, enkephalin, adrenalina, insulina, histamina). Las respuestas del Superóxido dismutasa, Gpx de proteger claramente las células y de suprimir el ataque oxidante de radicales libres. Se aumenta la permeabilidad de membrana de la célula permitiendo que las hormonas dominantes crucen las paredes de la célula. Las reparaciones del DNA y la recuperación de la célula son también obvias en los resultados de las investigaciones.

La Terapia del Radon se ha venido utilizando en forma eficiente para inducir los efectos benéficos a largo plazo para quienes sufran las condiciones de dolor crónico debido a enfermedades o lesiones.

Este procedimiento ha tenido resultados importantes en el tratamiento de las enfermedades que aquí se mencionan y que están relacionadas con los síntomas del sistema inmune: (No es excluyente para otras enfermedades o lesiones)

Espondilitis Anquilosante
Diabetes Tipo I Y II
Dolores de cabeza, Jaqueca
Artritis (OA, RA, JRA, etc.)
Eczema
Movilidad
Asma
Enfisema
Esclerosis Múltiple (MS)
Vasculitis Sistémica Behcet
Fibromialgia
Síndrome del Post-Poliomielitis (Pps)
Bronquitis
Gota
· Coyunturas
· Dolores de Espalda
Próstata (BPH)
Bursitis
Rinitis alérgica
Soriasis
Cáncer (Pecho)
Tensión arterial alta
Arteriosclerosis
Esclerodermia
Túnel Carpiano
Inflamaciones Dolorosas
Sinusitis
Dolor Crónico
Lupus (SLE)
Colitis Ulcerativa
· Circulación


El procedimiento para someterse a la terapia con Radon, una vez se tenga el diagnóstico adecuado, es el de definir las dosis individuales óptimas ya sea por: inhalación, exposición de la piel y/o el tomar agua con el elemento, además definir el número de sesiones y días, como también el mantenimiento a mediano plazo. Lo que se debe esperar en el corto plazo es parar el avance de la enfermedad o lesión, seguido por la recuperación y el bienestar.

Popular posts from this blog

CANCER DE PULMON-Conflicto de Nido

OBESIDAD Y BIODESCODIFICACION