EL POLEN, EL OPIO Y LA MORFINA

                                              
Por: Ing. Alfonso Franky

El ser  humano tiene unos receptores  opiáceos. Se llaman así porque son los que reciben el estimulo producido por el consumo de opio, morfina, heroína y codeína.

No era muy lógico que el cuerpo tuviera estos receptores solo para recibir sustancias externas. En algún lugar se deberían producir las sustancias que estimularan estos receptores. Investigadores ingleses encontraron algunos de esosopiáceos internos aislándolos en cerebros de cerdos. A éstas y otras sustancias similares que fueron descubiertas posteriormente se les llamó endorfinas, queriendo dar a entender que eran morfinas internas.

Las endorfinas, entonces se conocen como las  "hormonas de la felicidad". Son en realidad, neurotransmisores que son producidos por la glándula pituitaria y son los responsables de las sensaciones satisfactorias, ya que combaten el malestar y disminuyen las sensaciones dolorosas.

La SEROTONINA ha sido comparada con las endorfinas, que se produce por un aminoácido llamado TRIPTOFANO O HIDROTRIPTOFAN.

La industria farmacéutica induce la producción de serotonina con medicaciones como el PROZAC. Algunos médicos en Estados Unidos, están teniendo resultados favorables en Alzheimer al suministrar a sus pacientes 5-HTP, esto es 5-HIDROXI-TRIPTOFANO ó HIDROTRIPTOFAN, que es el precursor de la serotonina.

Se recomienda para la producción natural de serotonina una alimentación sana basada en frutas, vegetales crudos, pescado, pavo,  avestruz o codorniz,  lo menos que se pueda de pollo y evitar consumir carnes de res y puerco, pero sobre todo la ingesta de semillas y granos, que son ricos en vitamina E, igual que el pescado, esta vitamina ayuda a un mejor funcionamiento hormonal. 

 En primera instancia se recomienda  el consumo de polen, que por su contenido en Vitamina E y triptofano -aminoácido precursor de la serotonina- es responsable de que el cerebro funcione en mejores condiciones  revitalizando las funciones que están deprimidas.  También el  tener un exceso de fuerzas, esperando  ser agotadas hace que el individuo sienta  una sensación de euforia, que en realidad es el convencimiento y la confianza de que podrá responder a lo  que sea porque se encuentra en óptimas condiciones.

Entonces la secuencia es consumir polen, obtener triptofano, producir serotonina, estimular la glándula pituitaria, producir endorfinas, sentir euforia y sensaciones satisfactorias. ¡Fácil!

Referencias:
Libros
Dr. Julio Cesar Diaz
Dr. Stefan Stangaciu
**********************
Internet:

Popular posts from this blog

CANCER DE PULMON-Conflicto de Nido

OBESIDAD Y BIODESCODIFICACION