RADIACIONES, ESTUDIOS Y MITOS

Existe un concepto erróneo muy común de que la exposición a la radiación es una de las principales causas de cáncer. Esto se debe principalmente a catástrofes ampliamente publicitadas, como fugas químicas, colapsos de reactores nucleares y bombardeos atómicos, que aumentan las tasas de cáncer en las zonas adyacentes. Sin embargo, tales desastres implican enormes cantidades de radiación (aproximadamente 210 mSv, en el caso del bombardeo de Hiroshima), que se encuentra muy por encima de la exposición anual típica. En realidad, la radiación, en comparación con ciertos productos químicos y metales pesados, es una de las fuentes carcinógenas más débiles.
Si bien debe evitarse la exposición innecesaria a la radiación, debemos poner en perspectiva el pequeño riesgo de la exposición adicional. Las radiografías o tomografías computadas no deben evitarse debido a inquietudes por la radiación, y los pacientes deben consultar esas inquietudes con sus médicos.
— N. Danckers

El humo de tabaco es una fuente de radiación evitable. Además de otros carcinógenos, el humo de tabaco contiene pequeñas cantidades de los isótopos radiactivos plomo 210 y polonio 210.
A pesar de las objeciones del público respecto a los teléfonos celulares, que utilizan radiación de radiofrecuencia (no ionizante), no se ha encontrado ninguna relación entre el uso de estos dispositivos y el cáncer. Sin embargo, debido a que aun no existen datos disponibles de personas que hayan usado celulares durante varias décadas, la Agencia para la Investigación del Cáncer ha clasificado la radiación de radiofrecuencia como posible carcinógeno humano (agente carcinógeno).

Para calcular su exposición a la radiación, visitewww.ans.org/pi/resources/dosechart.

Popular posts from this blog

CANCER DE PULMON-Conflicto de Nido

OBESIDAD Y BIODESCODIFICACION